CAÍDA DEL CABELLO EN PRIMAVERA: CONSEJOS PARA FORTALECERLO

La caída del cabello despunta entre la sociedad con la llegada del entretiempo.

Caída del cabello que afecta a hombres y mujeres. Reflexión generalizada para la que no existe respuesta científica, pero si diversas teorías médicas. Universal es que el pelo cae a diario, se calcula que entre 50 y 100 cabellos al día, pero su pérdida aumenta durante los meses estacionarios. Etapa en la que los folículos pilosos entran en fase de reposo, y se acelera la caída del cabello. Se requiere precaución sin echarse las manos a la cabeza, porque esta desincronización de las fases del ciclo de crecimiento del cabello se regulariza de manera natural, y pasados aproximadamente tres meses, la mayoría de los folículos vuelven a la fase anágena o de desarrollo capilar. Si transcurrido este tiempo no remite la caída, y además la densidad capilar ha disminuido, es conveniente contactar con un dermatólogo tricólogo que diagnosticará la patología capilar, y pautará el tratamiento más adecuado según la necesidad. Cabe recordar que los cambios hormonales que experimentan las mujeres también pueden incidir en la pérdida de pelo.

Consejos para prevenir la caída del cabello

 

1: Una dieta equilibrada contribuye a la prevención de la caída del cabello

Una mala alimentación, escasa de nutrientes se refleja en las alteraciones que pueden sufrir el cabello y las uñas. Evidencian un déficit de vitaminas y minerales, sobre todo de hierro. Los especialistas recomiendan disminuir la dosis de azúcar en la dieta ya que en exceso minimiza los niveles de vitamina E, que además de actuar como un potente antioxidante, contribuye a mantener fuerte el sistema inmunitario. También encarece la vitamina B cuya ausencia en términos capilares se traduce en falta de elasticidad porque dificulta la absorción de proteínas que finalmente no pueden llegar al folículo capilar. Para evitar estas deficiencias es recomendable realizarse una analítica completa que diagnosticará las carencias que entre otras alteraciones, desequilibran el cabello. Para fortalecerlo será necesario incluir verduras, frutas, carnes y pescados en la dieta que aportaran vitaminas A y B, y un gran número de proteínas y minerales. También es aconsejable incluir suplementos específicos ( nutricosmética), pero siempre bajo supervisión médica.

Suscríbete a nuestra newsletter

2: Liberarse del estrés

El nerviosismo en exceso puede dar lugar a episodios de caída capilar. Suelen ser transitorios, pero más vale prevenir que curar. En época de mucho estrés los especialistas recomiendan tratamientos específicos de nutricosmética o lociones tópicas para frenar la pérdida de pelo. También aconsejan evitar frotar en exceso el cuero cabelludo ya que puede generarse una dermatitis.

3: Utilizar un champú suave de de ph neutro

No es la panacea porque ningún champú llega a penetrar en la raíz del cabello, pero este tipo de jabón libera al cuero cabelludo de posibles irritaciones. También hay que hacer caso omiso al falso mito de que lavar el pelo a diario lo debilita. No por limpiarlo con menos frecuencia disminuirá su caída diaria.

4: Utilizar cosméticos y lociones adecuadas

No hay que olvidar que estos productos no son medicamentos, y su uso únicamente está dirigido a mejorar el aspecto externo del cabello. No evitan la caída, y tampoco aumentan su cantidad.