¿CAÍDA ESTACIONAL O ALOPECIA?

Septiembre marca el inicio de la rutina, la vuelta al cole, y el temor a la pérdida del cabello en los hombres. Una caída estacional ante la que en principio hay que mantener la calma, pero sin bajar la guardia. Forma parte del ciclo de renovación folicular durante el que el cabello no se pierde, sino que se renueva.

caida estacional cabello

EL CICLO CAPILAR

Las fases del ciclo capilar vienen determinadas por diversos factores como son la genética, hábitos alimenticios, el clima, patologías o cambios en el organismo provocados por el estrés o el embarazo. Cada pelo evoluciona de forma independiente, pero aún así el ciclo lo cumplen todos por igual. Consta de las siguientes etapas:

  • Fase de crecimiento o anágena: Dura entre 2 y 8 años. El folículo está sano y su longevidad determina su longitud.
  • Fase de transición o catágena: Dura 3 semanas durante las que el pelo deja de crecer. El cabello cae y el folículo cambia de forma.
  • Fase de reposo o telógena: Dura de 2 a 3 meses. el folículo descansa y el pelo comienza a caerse. Terminada esta etapa, comienza de nuevo la fase de crecimiento.

Ahora mismo, nos encontramos en esta última etapa y el efluvio estacional viene determinado por la caída del 12% del centenar de cabello que tenemos. Pelo inerte desde antes de la época estival. El cabello renovado luce con la llegada de la Navidad, pero hay casos en los que no aparece. Los dermatólogos-tricólogos aconsejan realizarse un estudio para descartar patologías escondidas en esta fase de reposo.

Suscríbete a nuestra newsletter

ciclo capilar

DIAGNÓSTICO PRECOZ PARA DETERMINAR LA CAÍDA ESTACIONAL

No es sólo una cuestión de prevenir para no tener que curar. Un diagnóstico correcto conlleva a la tranquilidad de asumir que nuestro cabello está en plena fase de renovación, durante la que podemos mejorar su aspecto con una buena alimentación, el consumo de suplementos nutricionales y evitando el abuso de planchas y secadores. Pero, también puede resolver zonas localizadas que registran mayor pérdida, o una caída exagerada.

ANÁLISIS CAPILAR SONOGRÁFICO Y ESTUDIO TRICHOSCAN

Ultrasonidos de última generación  estudian el pelo y el estado del cuero cabelludo de los pacientes. La prueba diagnóstica la completa el estudio Trichoscan. Permite a los especialistas  analizar in situ y de una manera no invasiva y sin extracción de cabellos, la densidad del mismo. También examinan el porcentaje de folículos en fase de crecimiento (anágena) o en fase de reposo (telógena). Es el único método que combina el microscopio de epiluminiscencia con el análisis automático de imágenes digitales, permitiendo a los especialistas en tricología el archivo de las imágenes digitales que permiten analizar la evolución del tratamiento y medir su resultado.

Ante cualquier alteración, los dermatólogos especializados en medicina capilar diagnostican el tipo de alopecia, que puede ser reversible en el caso de la Alopecia Areata  o la Alopecia Androgenética que es la más común e irreversible. Existe un tratamiento capilar diferente para cada tipo de calvicie, eficaz siempre y cuando el diagnóstico sea precoz.