Pechos

plastica_109080953

Cirugía corporal. Pechos

La mastopexia mejorará el aspecto de sus pechos y la relación con el resto de su cuerpo.

Nuestros cirujanos plásticos especialistas en mamas ofrecen tres alternativas a nuestras pacientes según sus necesidades:

  • Elevación y centrado de mama : Mastopexia o Lifting de pechos.
  • Aumento de volumen mediante prótesis anatómicas.
  • Reducción de volumen en pechos.

Además de las diferentes técnicas que ofrecemos para mejorar los senos, también  somos especialistas en realizar operaciones combinadas de cirugía plástica donde nuestro equipo de cirujanos plásticos opera diferentes zonas del cuerpo simultáneamente en una misma intervención ,como por ejemplo senos y liposucción de abdomen o senos y liposucción de caderas, flancos y piernas. Las operaciones combinadas, evitan a nuestros pacientes futuros pasos por quirófano y se realizan por al menos dos cirujanos plásticos minimizando los riesgos de complicaciones.

Mastopexia o Lifting de pecho

Remodele la forma de sus pechos.

La presencia de pechos caídos es una fuente de molestias y preocupación para muchas mujeres. Los embarazos, las fluctuaciones del peso y la acción de la gravedad a lo largo de los años son el origen de que el pecho adquiera un aspecto caído. Una elevación mamaria o mastopexia, puede remodelar la forma de sus pechos,elevarlo, centrarlo y devolverle una forma juvenil y un tamaño más acorde con el resto de su cuerpo.

La mastopexia puede combinarse con una reducción de volumen si lo precisa o con un aumento del mismo mediante prótesis, en el caso de que su mama haya perdido volumen y firmeza con el paso del tiempo.

La mastopexia mejorará el aspecto de sus pechos y la relación con el resto de su cuerpo. Existen diferentes técnicas, por lo que es conveniente que consulte con un cirujano plástico para valorar cuál es la mejor solución para su caso.

plastica_257409454

Implantes o Prótesis anatómicas en los pechos

El objetivo es conseguir un seno natural y armónico con su cuerpo, un pecho que le acompañe a lo largo de la vida.

Las mujeres que desean aumentar el volumen de sus pechos mediante prótesis anatómicas, es porque quieren mejorar su imagen corporal buscando un resultado muy natural. Bien porque no se sienten satisfechas por el tamaño de sus pechos, bien porque desean igualar el tamaño de sus mamas o bien porque desean restaurar el tamaño inicial de sus senos tras haber sufrido un embarazo, haber perdido peso o bien por el trascurso de la edad.

 

Si usted está considerando someterse a esta intervención debe tener en cuenta que:

  1. si usted es muy joven, el desarrollo de sus mamas debe haberse completado;
  2. debe tener claro la razón por la que quiere operarse;
  3. debe ser realista en cuanto a los resultados que usted espera.

 

¿Qué debo hacer?

El primer paso, establecer una visita con nuestro equipo de cirujanos plásticos, quienes valorará su situación y le indicará las posibilidades disponibles según su anatomía y necesidades. En esta primera visita es importante que aporte el resultado de ecografías y/o mamografías que se haya realizado anteriormente. Así mismo se interesará por los antecedentes de cáncer de mama en la familia. No hemos de olvidar que lo primero es garantizar la salud de la paciente.

El cirujano le indicará diferentes factores que puedan condicionar el resultado de la cirugía. Se le explicará las distintas técnicas que existen para el aumento de mamas y se le orientará en cuál es la más adecuada para usted.

¿Cuál es la prótesis mejor para mí?

El cirujano le informará sobre los distintos tipos de prótesis que existen, así como la seguridad de las mismas. Déjese aconsejar por personal experto. El objetivo es conseguir un seno natural y armónico con su cuerpo, un pecho que le acompañe a lo largo de la vida y que le acomode a los cambios que pueda sufrir su cuerpo con el paso del tiempo.

De ahí que nuestro equipo de cirujanos proponga las prótesis anatómicas como mejor opción si lo que de verdad se quiere es conseguir un resultado natural y armonioso con nuestro cuerpo.

Cada año, miles de mujeres se someten a esta intervención sin sufrir ningún tipo de complicación. No obstante debe usted informarse de los posibles riesgos y beneficios que se esperan. Una buena relación con su cirujano facilitará todo este proceso. Pregunte todas las dudas que le surjan y comente con total libertad cuáles son sus deseos respecto a la cirugía.

 

¿Cómo es la intervención?

La intervención quirúrgica se realiza en un hospital y bajo anestesia general. Pasará ingresada un día, mejorando así el control del postoperatorio inmediato. Si es usted fumadora, será conveniente que deje de fumar unos días antes y después de la intervención, pues disminuirán los riesgos y mejorará el postoperatorio.
La intervención dura aproximadamente entre 1 y 2 horas. Previamente a la cirugía el cirujano le habrá indicado la vía de abordaje preferente (en el surco, en la areola o en la axila). Habitualmente no se necesita dejarle tubos de drenaje y sale del quirófano con su sujetador puesto.

La primera semana tras la intervención deberá cuidar los movimientos que hace con los brazos.

Esta cirugía permite recuperarse muy rápido y hace sentirse bien a la paciente a los pocos días, por ello debe usted prestar especial atención a las indicaciones que le dé su cirujano respecto a los cuidados postquirúrgicos, dado que, al encontrarse bien, sentirá la tentación de retomar las actividades habituales demasiado pronto.

Tras varias semanas tras la intervención, la hinchazón del pecho desaparece así como las sensaciones extrañas. Empezará a sentir el pecho como “propio” y podrá retomar todas las actividades a las que esté usted acostumbrada, incluído el ejercicio.

 

¿Cuáles son los resultados?

La gran mayoría de las mujeres se sienten altamente satisfechas tras la intervención, mejorando su autoestima y la imagen que tienen sobre sí mismas. No hemos de olvidar que la glándula mamaria continuará su evolución natural, no siendo inmune al paso del tiempo ni a los cambios que se pueda sufrir por posteriores embarazos o alteraciones en el peso. No obstante, los resultados tras la mamoplastia de aumento son altamente satisfactorios y duraderos.

 

¿Cuál es el seguimiento médico que debo seguir tras someterme a esta cirugía?

Su cirujano plástico le indicará las visitas sucesivas que deberá realizar tras la intervención. Éstas se irán espaciando a lo largo del tiempo. Las prótesis mamarias no influyen ni en el desarrollo del cáncer de mama ni en los métodos de diagnóstico precoz. Únicamente deberá informar a su ginecólogo de que usted es una paciente portadora de prótesis.

Recuerde que como paciente portadora de prótesis mamarias su cirujano le solicitará periódicamente revisiones por medio de ecografía. Estas revisiones se pueden contemplar dentro del control ginecológico. No obstante a su cirujano le interesará resolver todas las dudas que le puedan surgir y completar la revisión si usted así lo desea.

La reducción mamaria y la mastopexia son intervenciones que producen gran satisfacción a las mujeres y que mejoran en gran medida su calidad de vida y la valoración de su imagen corporal.

Reducción de mamas y mastopexia

Remodelar la forma de sus pechos, devolverle una forma juvenil y darles un tamaño más acorde con el resto del cuerpo.

La presencia de pechos caídos o grandes es fuente de molestia y preocupación para muchas mujeres. Los embarazos, las fluctuaciones del peso y la acción de la gravedad a lo largo de los años son el origen de que el pecho adquiera un aspecto caído. Una elevación mamaria (mastopexia) puede remodelar la forma de sus pechos, devolverle una forma juvenil y darles un tamaño más acorde con el resto del cuerpo.

La mastopexia puede combinarse con una reducción de volumen si lo precisa o con un aumento del mismo, en el caso de que su mama haya perdido volumen y firmeza con el paso del tiempo.

La mastopexia mejorará el aspecto de sus pechos y la relación con el resto de su cuerpo. Existen diferentes técnicas, por lo que es conveniente que consulte con un cirujano plástico para valorar cuál es la mejor solución para su caso.
Los problemas físicos relacionados con los pechos grandes tales como el dolor de espalda y nuca, la irritación cutánea en los pliegues, problemas respiratorios o disminución de la autoestima, se verán solucionados tras someterse a técnicas de reducción mamaria (mamoplastia de reducción).

¿En qué consiste la cirugía?

En la consulta con su cirujano plástico se buscará resolver todas sus dudas así como establecer un vínculo que le facilite exponer sus expectativas y deseos respecto al tamaño y situación. Previo a la cirugía deberá mostrar a su cirujano las ecografías y mamografías que usted tenga.

La intervención se lleva a cabo en un hospital, dura aproximadamente 3 horas y permanecerá ingresada 1 ó 2 días.Con la reducción de la grasa, el tejido glandular y la piel del pecho se consigue una mama más pequeña, ligera y firme. La presencia de tubos de drenaje no es habitual, pero la tomará el cirujano durante el trascurso de la intervención para prevenir posibles complicaciones.

Las cicatrices que se derivan de la cirugía dependerán de la situación de origen. En ocasiones sólo es necesario una cicatriz alrededor de la areola (cuando se trata de elevaciones discretas con buena calidad de la piel), cicatriz alrededor de la areola y vertical o cicatriz en forma de “T” invertida. La evolución de dichas cicatrices depende de la calidad de la piel de la paciente y tienden a mejorar con el paso del tiempo, quedando en muchas ocasiones como cicatrices bien disimuladas que son difíciles de percibir y que no limitan la vida normal de la paciente.

running miradry

El postoperatorio no resulta doloroso. La medicación que le ponga el equipo médico es suficiente para hacer que usted se encuentre bien el día después de la cirugía. Es habitual que se sienta fatigada tras la intervención, pero se espera que en 48-72 horas pueda realizar una vida prácticamente normal. Las mamas pueden estar hinchadas y amoratadas las primeras semanas. Los puntos se retiran a las 2 semanas de la intervención. Deberá llevar un sujetador adecuado los primeros meses. Tras la cirugía es normal notar unas áreas adormecidas o con falta de sensibilidad. Esta sensación irá mejorando a lo largo del transcurso del tiempo.

 

¿Qué pasa después de una reducción mamaria o mastopexia?

A las dos semanas podrá reiniciar su vida habitual. No olvide que su cirujano le irá guiando durante todo este proceso. En unos meses usted obtiene el resultado definitivo de la intervención. Sus mamas se verán entonces sometidas a los procesos habituales. Si usted se quedara embarazada tras dicha intervención verá los cambios propios de la gestación en sus pechos. Del mismo modo reflejarán las fluctuaciones de peso, así como los cambios esperables por el trascurso de los años.

Como todas las mujeres deberá someterse a los controles habituales para la prevención de cáncer de mama. Tras la cirugía de reducción mamaria se le informará de los resultados obtenidos tras el estudio anatomopatológico, lo cual contribuye al diagnóstico precoz y prevención del cáncer de mama.

En caso de necesitar más información, por favor no dude en llamarnos al 960 619 002