INJERTO CAPILAR SIN RIESGOS

65 mil personas se han sometido a un injerto capilar en Turquía durante el último año. En su mayoría proceden de países árabes, pero cada vez son más los europeos que se decantan por este destino que les proporciona el cabello perdido a un precio muy asequible para su bolsillo. Oscila los 2.000 y 3.000 euros por operación que incluye hotel, transporte e intérprete.

La tentación es muy grande, pero la garantía de resultados cada vez  menor. Las reclamaciones se multiplican al mismo ritmo que los pacientes con problemas de alopecia solicitan el pack trasplante que muchos centros sanitarios ofrecen fuera de nuestras fronteras. ¿ Por qué? Fundamentalmente porque los riesgos a los que se exponen todos aquellos que practican turismo médico para solucionar su problema de calvicie, no van incluidos en la letra pequeña.

Qué países ofrecen garantías en injertos capilares

En primer lugar debemos tener en cuenta que los países ajenos a la UE tienen una normativa menos estricta en cuanto a la formación del personal sanitario, los estándares de higiene, inspecciones, y concesiones de clínicas. El injerto capilar es una intervención quirúrgica mínimamente invasiva, y aunque se realiza con anestesia local, precisa de un equipo médico completo cualificado que también debe realizar el seguimiento del postoperatorio ya que conlleva medicación que debe ser rigurosamente pautada y controlada. Además, el éxito de un trasplante lo garantiza la monitorización y supervisión de la unidad folicular trasplantada para asegurar la vitalidad capilar futura.

Suscríbete a nuestra newsletter

 

DIAGNÓSTICO

Los injertos capilares a bajo coste requieren en el 80% de los casos cirugía correctiva. Más que un precio extra, al final se convierte en otra intervención en la que no siempre se consigue enmendar el implante exento de naturalidad, o con exceso de cicatrices.

El diagnóstico por parte de dermatólogos-tricólogos experimentados determina que técnica es la más  adecuada para cada paciente y garantiza el éxito del trasplante.

 

TÉCNICA FUE

Con esta técnica la extracción de las unidades foliculares se realiza de manera menos invasiva. Con un punch de 0,8 mm se extraen uno a uno los injertos dejando una pequeña herida que no requiere sutura y que curará espontáneamente, sin cicatriz visible posterior.

Tras la extracción de los folículos se procede a la implantación en la zona receptora, siguiendo el diseño previamente acordado con el paciente.

Esta intervención resulta más larga en cuanto a tiempo, debido a la extracción individual de cada una de las unidades foliculares

La técnica de trasplante capilar FUE permite la extracción individual de folículos capilares de diversas áreas donantes tras el rasurado de la zona. Esta técnica se realiza sin suturar ni cortar la zona donante, y sin que sea necesaria una cirugía invasiva

La técnica de trasplante capilar NON SHAVEN FUE permite una extracción individual de folículos de diversas áreas sin que sea necesario rasurar la zona donante, esta técnica se realiza sin suturar ni cortar la zona donante, y sin que sea necesaria una cirugía invasiva.

Esta técnica permite que el paciente reanude su rutina diaria a los pocos días del trasplante ya que al no haber rapado de pelo de la zona donante, el trasplante pasa totalmente inadvertido.

PROTOCOLO PARA REALIZAR EL TRASPLANTE CAPILAR

Ambas técnicas siguen un riguroso protocolo que garantiza la salud capilar.

DISEÑO

En esta fase, el cirujano realiza sobre el cuero cabelludo del paciente un dibujo para determinar las zonas a implantar. Se realiza un diseño natural, acorde con el grado de alopecia, la capacidad de la zona donante, la edad y las preferencias del paciente. El principal objetivo que buscamos es la naturalidad y la armonía con el rostro.

ANESTESIA ZONA DONANTE

El cirujano aplica la anestesia local en la zona donante antes de proceder a la extracción de las unidades foliculares.

OBTENCIÓN DE INJERTOS

Se extraen los injertos mediante un punch uno a uno.

ANESTESIA ZONA RECEPTORA

De nuevo, se procede a insensibilizar, esta vez la zona receptora antes de iniciar la implantación.

IMPLANTACIÓN

En esta fase los injertos son introducidos en la zona receptora, siguiendo el diseño previamente realizado.

FIN DE LA INTERVENCIÓN: RECOMENDACIONES POST OPERATORIAS

Una vez finalizada la intervención, el cirujano proporcionará al paciente información detallada sobre como tiene que cuidarse tanto la zona donante como la receptora en las siguientes semanas.