Lipofilling

plastica_139311632

Lipofilling o Lipotransferencia facial

Las pérdidas de volumen se pueden corregir con el lipofilling.

Con el paso del tiempo, el volumen que perdemos en los depósitos grasos de nuestro rostro, provocan una flacidez en nuestros rostros que acelera el envejecimiento facial. Las pérdidas de volumen se pueden corregir con el lipofilling, técnica de relleno facial que utiliza la grasa autologa del paciente para rellenar y aumentar el volumen en zonas específicas del rostro.

Los candidatos para esta técnica son pacientes que desean reequilibrar el volumen facial eliminado grasa de donde les sobra y transfiriéndola a aquellas zonas donde presenten déficit de volumen o deseen aumentarlo.

Los candidatos a someterse a un lipofilling facial son aquellos pacientes que no presenten una flacidez facial exacerbada y que presenten un déficit de volumen facial y deseen reestructurarlo.

Esta técnica comienza a ganar adeptos en el mundo de la medicina estética, gracias a la facilidades que proporciona, tanto para extraer la grasa de las zonas donantes corporales, como para inyectarla como material de relleno en el rostro.

La extracción de grasa necesaria en el lipofilling o lipotransferencia se realiza mediante cánulas especiales que evitan romper las células responsables de almacenar la grasa. Una vez extraída, la grasa obtenida se somete a proceso de purificación y filtrado para infiltrar solamente los adipocitos vivos que sean capaces de reengancharse al tejido tras la lipotransferencia.

El lipofilling o lipotransferencia es un técnica quirúrgica mínimamente invasiva, que puede realizarse con anestesia local o sedación según la zona a tratar. En la mayoría de casos no necesita de ingreso hospitalario convirtiéndose en una cirugía de tipo ambulatorio sin prácticamente cicatrices visibles.

Tras la lipotransferencia, la zona tratada presenta una inflamación que necesita alrededor de 4 meses para estabilizarse y para que la grasa infiltrada se integre completamente. Es importante destacar que entre un 30% o 40% de las células transferidas serán absorbidas por nuestro cuerpo, y que las células grasas que se reenganchen, no serán reabsorbidas por nuestro organismo.

Es importante mencionar, que si la zona infiltrada sufre una fuerte modificación de peso, las células grasas transferidas van a engordar o adelgazar produciendo cambios de volumen en la zona infiltrada.

En caso de necesitar más información, por favor no dude en llamarnos al 960 619 002