MANCHAS EN LA PIEL Y SU TRATAMIENTO ANTES DE VERANO

Las manchas en la piel a menudo son el reflejo más visible de muchas horas de sol, y activan la voz de alarma que salta ante los primeros indicios de envejecimiento prematuro. Representan el porcentaje más alto de declive facial ya que nuestra piel funciona como un filtro acumulativo, es decir, con la edad el abuso del sol termina por manifestarse en forma de antiestéticas manchas. Un factor externo que afecta a la piel, pero no el único.

TIPOS DE MANCHAS EN LA PIEL

Las manchas en la piel se definen como el grupo heterogéneo de diferentes trastornos cuyo tratamiento precisa de un diagnóstico correcto. Por ello, es primordial consultar al dermatólogo que establecerá las pautas más oportunas para el manejo de estas lesiones. Alteraciones que deben tratarse a tiempo aunque su diagnóstico sea benigno.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Por qué se producen las manchas en la piel?

La mayoría de estas patologías aparecen por el proceso de envejecimiento de nuestro cuerpo. Existe un envejecimiento intrínseco determinado por la predisposición genética,  y uno extrínseco que depende de factores externos. Éstos proceden del ambiente y los podemos atenuar a través de pautas de comportamiento.

 En el caso de las lesiones en la piel, el factor externo que más influye es la exposición solar excesiva y crónica que acumulamos a lo largo de nuestra vida. La podemos corregir usando medios de protección solar: fotoprotectores tópicos, orales, ropa adecuada, sombreros, gafas etc. Otro factor modificable es la alimentación. Una dieta rica en antioxidantes y suplementos de colágeno puede mejorar la calidad de la piel y así ralentizará su proceso de envejecimiento.

Piel más joven y sin manchas… ¿es posible?

Sin duda, la clave es el realizar diagnóstico preciso para diferenciar las enfermedades que necesitan ser tratadas (tumores malignos de la piel y estadios precancerosos), de los problemas benignos cuyo tratamiento depende de la voluntad de cada paciente. Gracias a diversas opciones terapéuticas es posible recuperar la uniformidad de la tez, erradicando las imperfecciones de la misma. Para ello, los dermatólogos disponen de  diferentes herramientas, y dependiendo del tipo del trastorno ,eligen el tratamiento más adecuado.

Tratamientos ablativos (destructivos)

En este grupo incluimos láser CO2, bisturí eléctrico y crioterapia; que se usan para el tratamiento de lesiones benignas (queratosis seborreicas, hiperplasia sebácea, nevus etc) donde necesitamos destruir el tejido sobrante.

El laser CO2 es el tratamiento más usado, sobre todo para procesos localizados en la cara, ya que garantiza una rápida cicatrización, y el mejor resultado estético. Minimiza la probabilidad de dejar una cicatriz permanente, al contrario que el resto de las técnicas.

La cirugía se reserva para el tratamiento de tumores malignos de la piel. Otras opciones, en caso de zonas de especial interés estético o contraindicaciones de tratamiento quirúrgico, es la terapia fotodinámica o los agentes tópicos (imiquimod). Éstos permiten preservar el tejido sin producir cicatrices quirúrgicas, no obstante, su empleo depende del tipo de proceso.

 Tratamientos con láseres para lesiones pigmentadas

Los lentigos solares se tratan con gran éxito mediante dispositivos de luz pulsada intensa y láser Q switch. La combinación de estos dispositivos permiten un aclaramiento progresivo de las lesiones tras una o dos sesiones.

Antes y después de cada tratamiento es importante usar fotoprotección solar para prevenir los posibles efectos secundarios.

Tratamiento con láseres para lesiones vasculares

Las diversas condiciones vasculares pueden tratarse con luz pulsada intensa, láser NdYag de pulso largo y láser decolorante pulsado.  Según la condición a tratar, se consigue la resolución de la patología tras una o varias sesiones.

Al igual que el tratamiento de lesiones pigmentadas, conviene usar fotoprotectores antes y después de cada sesión.

 Peeling despigmentante

Otra modalidad es el peeling, que reservamos para tratar melasmas e hiperpigmentaciones postinflamatorias. Este tratamiento se usa en combinación con despigmentantes, y fotoprotección solar tanto tópica como oral.

 ¿Cuál es el tratamiento idóneo para cada caso de manchas en la piel?

 Dado la multitud de patologías y las diferentes opciones terapéuticas, es imprescindible consultar siempre al dermatólogo. Junto con el paciente se debatirá el tipo de tratamiento más adecuado para tratar su problema de piel, la pauta a seguir, los efectos esperados y los posibles efectos secundarios. Técnicas en su mayoría fotosensibles que deben realizarse antes de que aparezcan los primeros rayos de sol que anuncian la entrada de la primavera y verano.