RADICALES LIBRES, ¿CÓMO NOS PERJUDICAN?

RADICALES LIBRES, ¿CÓMO NOS PERJUDICAN?

Radicales porque son tajantes e intransigentes, y libres porque se rebelan con y sin acritud  contra  nuestro organismo. Unas moléculas “descompensadas” y llenas de oxígeno que generan  especies reactivas que suponen una amenaza para nuestra salud, y que además propician el envejecimiento.

 

¿Cómo actúan los radicales libres?

Los radicales se pueden condensar en un laboratorio, se pueden formar en la propia atmósfera o reproducir en el cuerpo humano por su contacto con el oxígeno.

Suscríbete a nuestra newsletter

Esta especie química orgánica o inorgánica se crean en el intermedio de una reacción química, contienen uno o varios electrones desapareados y son muy inestables.

El electrón que se queda solo busca acompañamiento e inicia un acaso y derribo de moléculas hasta que consigue atacarlas y vencerlas. Causan daño celular porque les limitan su capacidad de división. Pero además dañan su ADN,y a las proteínas y  lípidos que las forman. Estas consecuencias se traducen en nuestra piel en pérdida de producción natural de colágeno y elastina que provoca que la piel se debilite, pierda firmeza, y de cabida a arrugas, manchas e imperfecciones. Este deterioro que conduce al envejecimiento es conocido como estrés oxidativo.

Antioxidantes vs Radicales libres

Son los rivales menos débiles de los radicales libres. Moléculas que previenen y retienen la oxidación de otros átomos porque son capaces de captar los radicales del oxígeno antes de que el aire alcance y dañe a las células.

Resulta vital incluir alimentos ricos en antioxidantes en nuestra dieta como espinacas, brócoli, zanahorias, naranjas, té, cacao,kiwis, fresas o frutas cítricas. Tienen propiedades antioxidantes que logran disminuir las consecuencias del estrés oxidativo. Pero el plan de choque debe extenderse a la rutina diaria cosmética. Cremas, serum o lociones a base de concentraciones de activos que lucharán por preservar la luminosidad y naturalidad de la piel.

Vitamina E  que promueva la producción de colágeno y que trabaje para  disminuir las líneas de expresión y manchas. Resveratrol, para proteger contra los UVB y sus daños oxidativos en la piel y que además impulse la producción de colágeno. Además posee  propiedades anti-inflamatorias. Retinol, que es la molécula entera de la vitamina A. Es el súper antioxidante por excelencia porque además  lucha contra la despigmentación y el acné. Vitamina C que trabaja la falta de luminosidad, y manchas en la piel. También incrementa la producción de colágeno.