Rinoplastia

Cirugía de nariz – Rinoplastia

Conseguir resultados naturales buscando la armonía de la nariz con las facciones del resto del rostro.

La rinoplastia es la técnica quirúrgica con la que nuestros cirujanos plásticos remodelan la forma de su nariz. Su máxima premisa a la hora de abordar una rinoplastia en quirófano, es conseguir resultados naturales buscando la armonía de la nariz con las facciones del resto del rostro.

Nuestros cirujanos plásticos valoraran sus necesidades, su fisionomía, le asesoraran sobre los objetivos reales que se pueden alcanzar y cuál es la mejor opción a seguir ya que la rinoplastia abarca desde modificar mínimamente la forma de la punta, variar su tamaño, mejorar la estructura del tabique nasal para mejorar la respiración o remodelar estructuras congénitas.

Durante la rinoplastia, nuestros cirujanos plásticos remodelan la estructura ósea y cartilaginosa que compone su nariz, hasta conseguir el objetivo establecido entre nuestro paciente y nuestro cirujano plástico. Las cicatrices permanecen por dentro de la nariz o son estéticamente imperceptibles.

Una vez finalizada la intervención, nuestros cirujanos colocan un tapón en las fosas nasales, que se retirará a las 24-48 horas de la intervención, y una férula de protección que nuestro paciente debe llevar durante los primeros días tras la intervención. La finalidad de estos dos elementos es asegurar la estabilidad de la cirugía y proteger la zona de cualquier impacto. Es habitual el desarrollo de edemas e hinchazón en los parpados y alrededor de los ojos en los pacientes que se someten a este tipo de cirugías. Sin embargo en 7-10 días tras la intervención estas molestias desaparecen en la gran mayoría de pacientes.

Es importante que nuestros pacientes comprendan que todas las personas que se someten a una rinoplastia, desarrollan pequeños edemas que modifican el aspecto de la nariz durante varios meses tras la intervención. De ahí que los resultados definitivos de una rinoplastia no se puedan considerar definitivo hasta pasados varios meses.

Con tal de potenciar una pronta recuperación y lograr los mejores resultados, nuestros cirujanos plásticos aconsejan a nuestros pacientes no realizar ninguna actividad que suponga esfuerzo, no realizar actividad física y evitar tomar el sol o rayos UVA durante al menos, el primer mes tras la intervención.

Lo normal en este tipo de intervenciones es que se realicen bajo anestesia general y se requiera de ingreso hospitalario. El postoperatorio es bastante liviano y nuestro paciente puede abandonar el hospital a las pocas horas de la intervención quirúrgica.

En caso de necesitar más información, por favor no dude en llamarnos al 960 619 002