VARICES: TÉCNICAS MÉDICAS PARA ELIMINARLAS ANTES DE VERANO

Las varices son dilataciones venosas en principio inofensivas, pero que pueden provocar otras dolencias como flebitis, úlceras o incluso dermatitis. Se calcula que 1 de cada 5 mujeres las padecen, y los especialistas  alertan que cada vez son más comunes en edad más temprana. No son las únicas, los flebólogos afirman que un 10% de sus pacientes son hombres.

Las causas son muy diversas. Herencia genética, obesidad, efecto hormonal, y otros factores que también influyen y que las empeoran como es la alimentación, el tabaco e incluso el uso de determinado calzado y ropa. La severidad de los síntomas no guarda relación con el tamaño de las varices. Resulta vital el diagnóstico del especialista para pautar el tratamiento adecuado al tipo de dolencia.

tecnicas-eliminar-varices

TIPOS DE VARICES Y SU TRATAMIENTO

VARÍCULAS ( Varices finas o de pequeño calibre)

También son conocidas como arañas vasculares. Son dilataciones de vasos capilares del árbol venoso más periférico, y que se localiza inmediatamente debajo de la piel. No tienen importancia clínica, pero son muy visuales y pueden  suponer un problema estético. Existen dos tratamientos muy efectivos para su eliminación e incluso los resultados son mejores si se combinan ambas técnicas:

Suscríbete a nuestra newsletter

ESCLEROTERAPIA

Se trata de un tratamiento no invasivo mediante el que se inyecta una solución esclerosante en la vena varicosa con una aguja muy fina. Esta sustancia irrita el recubrimiento interno de la vena y provoca que este revestimiento se inflame y sus paredes se adhieran. Así el vaso se convierte en tejido fibroso y desaparece su efecto anti estético.

Cada sesión dura entre 20 y 40 minutos. No deja cicatrices y no precisa recuperación. Por norma general la técnica la toleran los pacientes, no provoca molestias y permite volver a la rutina habitual.

LÁSER VASCULAR

 El láser de colorante pulsado-neodimio YAG promueve la coagulación de los vasos sanguíneos y facilita su reabsorción por parte del  organismo. Desaparece así la variz sin provocar ningún daño en el tejido sano que lo envuelve.

Su efectividad aumenta si las varices se tratan previamente con escleroterapia, ya que el cambio de color que provoca la inyección de la solución esclerosante en el vaso lo vuelve más visible al haz de luz del láser, y los resultados son más rápidos.

VARICES GRUESAS ( Venas safena)

Las venas varicosas más gruesas también conocidas como tronculares deben ser tratadas inmediatamente porque afectan a la salud. Pueden evolucionar y desencadenar tromboflebitis profunda o úlceras. Afectan a los troncos venosos de la safena interna.

VENASEAL

Es el tratamiento más vanguardista que escogen los flebólogos más experimentados para tratar este tipo de varices. Además es la primera técnica de sellado vascular aprobada por la FDA ( Agencia Norteamericana del Medicamento) para el tratamiento y eliminación de venas varicosas en pacientes con síntomas persistentes, dolor, hinchazón de las piernas o úlceras cutáneas.

La terapia consiste en insertar un catéter muy fino por la vena que avanza hasta el punto donde se debe hacer el cierre de la variz. Alcanzado este punto, se inyecta el adhesivo VenaSeal, que es un líquido transparente que se polimeriza hasta convertirse en un material sólido. El catéter se retira poco a poco y se facilita así la esclerosis y reabsorción de toda la longitud de la vena.

El tratamiento no es invasivo y no requiere la aplicación de calor. Tampoco requiere la utilización de medias de compresión y los pacientes pueden reanudar inmediatamente su actividad diaria ya que se trata de una intervención de carácter ambulatorio.

CONSEJOS PARA EVITAR LA REAPARICIÓN DE VARICES

1: Practicar ejercicio físico: El movimiento muscular estimula la circulación venos y posibilita el retorno sanguíneo al corazón. Es aconsejable por tanto caminar aunque solo sea media hora al día.

2: Dieta saludable: Rica en frutas y verduras, ya que los hábitos alimenticios saludables favorecen la regularidad intestinal que a su vez impide alteraciones como el estreñimiento que puede dar lugar a la aparición de varices.

3: El tabaco: Evitar o reducir su consumo por salud en general y porque oxida el endotelio de las venas hasta convertirlas en varicosas.

4: Adoptar medidas posturales: Evitar los periodos largos de inactividad de pie o sentado. Los especialistas también aconsejan el uso de medias de compresión y dedicar cada día unos minutos de descanso con las piernas en alto.

5: Acudir de forma regular al especialista vascular: Imprescindible para poder decir Adiós a las varices.