AUMENTO DE PECHO : RESOLVEMOS TODAS TUS DUDAS

Una de cada tres mujeres reconoce no sentirse a gusto con su pecho, y una de cada diez apuesta por un cambio en quirófano. La cirugía de aumento de pecho continua siendo la más demandada y realizada en España dentro del terreno de la cirugía estética, sobre todo entre las mujeres de menos de 35 años. Se trata de una operación muy demandada que a la vez genera más dudas que complicaciones. Vamos a responder a las preguntas más frecuentes.

 

¿ A QUÉ EDAD PUEDES REALIZARTE LA INTERVENCIÓN?

La ley establece 18 años como edad mínima, ahora bien existen casos de jóvenes de 16 y 17 años que pueden someterse a la intervención bajo consentimiento paterno. La edad recomendable real es cuando la mama de la mujer está desarrollada por completo, y puede que para ello sea necesario esperar a los 20 o incluso 24 años.

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, la edad en la que más mujeres deciden realizarse la operación de aumento de pecho es entre los 30 y los 44 años, pero también hay mucha demanda por parte de las mujeres de entre 18 y 29 años. En menor medida, encontramos las mujeres en edades superiores a 45 años.  También existe un porcentaje, aunque mínimo de mujeres mayores de 60 años que deciden someterse a una operación de aumento de pecho. Es posible siempre y cuando el estado de salud del paciente sea óptimo.

¿ PRÓTESIS O GRASA?

Actualmente, el  pecho pequeño o caído puede corregirse con distintas técnicas quirúrgicas. La mamoplastia de aumento puede realizarse con grasa autóloga o lipotransferencia, con prótesis o mediante la combinación de implante de prótesis y grasa corporal. Según las necesidades del paciente, el cirujano determinará la técnica más adecuada.

Tipos de prótesis

El cirujano plástico debe asesorarte sobre tipo, tamaño y forma más adecuado para tu anotomía. Es importante conocer la normativa vigente sobre prótesis autorizadas en España. Deben llevar el marcado CE ( Conformidad europea), que certifica que la prótesis cumple con los requisitos legales en materia de seguridad. A nivel técnico debes saber que ninguna prótesis mamaria dura para toda la vida. Si que llevan consigo una garantía de recambio en caso de rotura, contracturas capsulares o rechazo.

Las prótesis mamarias están formadas por una envoltura de silicona y un relleno. Puede ser de dos tipos:

  • Gel de silicona de alta adhesión.
  • Solución salina:  suero fisiológico compuesto de agua y sal que se usa como relleno en la prótesis mamaria. Tiene mayor riesgo de rotura.

En cuanto a su forma pueden ser: prótesis redondas o prótesis anatómicas. Estas últimas de forma ovalada, en forma de lágrima o gota de agua son actualmente las más demandadas.

 

AUMENTO DE PECHO CON GRASA ( LIPOTRASFERENCIA)

El aumento de mamas con grasa o lipotransferencia en pecho posibilita potenciar el volumen del mismo con grasa  autóloga de la paciente, que se extrae de zonas como el abdomen o caderas para injertarla en las mamas. Esta técncia está indicada para aquellas pacientes que desean aumentar una talla o talla y media como mucho.  Es necesario que la paciente presente suficiente grasa en otras zonas corporales, como abdomen o muslos.

La principal ventaja de esta intervención es que el resultado es muy natural y no deja cicatrices, ya que la grasa se infiltra mediante microinyecciones.

AUMENTO DE PECHO CON GRASA Y PRÓTESIS

Indicada para pacientes que quieren aumentar de talla pero no tienen grasa autóloga suficiente. Esta combinación de prótesis y grasa está también indicada en caso de que el pecho requiera una reducción de piel o cuando tiene una estructura muy fibrosa. La principal ventaja de combinar las prótesis con la lipotransferencia es que el resultado es mucho más natural que los obtenidos sólo con el implante de prótesis.

¿ CÓMO ES EL POSTOPERATORIO?

Una vez realizada la intervención de aumento de pecho, debe realizar el seguimiento el cirujano responsable de la operación para evitar posibles complicaciones. En caso de haberse realizado con prótesis deberá realizarse un seguimiento de las mismas.

Si no hay complicaciones, a los 7 o 10  días de la intervención la paciente puede volver a su rutina habitual. El ejercicio físico sin embargo no podrá retomarse hasta que pase un mínimo de un mes.

 

¿ PODRÉ DAR EL PECHO?

Si. En caso de llevar prótesis no se debe temer porque es imposible que haya una fuga de leche que la contamine. Además, la silicona es inocua para el cuerpo humano, de hecho estamos en contacto con ella desde que nacemos: las tetinas de los biberones están realizadas con silicona al igual que los chupetes.

IMPLANTES Y DETECCIÓN DE CÁNCER DE PECHO

Existe el temor generalizado de que los implantes obstaculizan la detección precoz de esta enfermedad. Hay que aclarar que cuando el implante se halla debajo del músculo es imposible que dificulte el diagnóstico de mamografías, resonancias o ecografías de mama. Además, el hecho de llevar implantes mamarios no es incompatible a los tratamientos de cáncer de mama.