Dermatología: Tratamiento de la Psoriasis en Primavera

La dermatología respira en primavera pero, no descansa en lo que refiere a recomendaciones y tratamientos dirigidos a mejorar la calidad de vida de los pacientes con psoriasis. Una patología que altera la rutina de 3 de cada 10 españoles, y cuya incidencia está estrechamente vinculada a la climatología. Sus peores brotes se disparan en los meses más fríos ya que el ambiente más seco provoca mayor picor y que las placas sean más molestas. En primavera y verano los efectos disminuyen, pero los especialistas en dermatología insisten en que los pacientes deben extremar las precauciones también en esta época, para evitar otros riesgos en la piel que pueden minimizar la mejoría que experimentan los pacientes con psoriasis durante los meses más soleados y calurosos del año.

Consejos para el cuidado de la piel con psoriasis en primavera

1: HIDRATACIÓN DE LA PIEL:

Los especialistas en dermatología recomiendan el uso de cremas, pomadas y lociones cuya composición ayuda a paralizar la inflamación propia de la enfermedad. Durante el verano debe procurarse mantener un nivel de hidratación máxima aunque el picor y la descamación haya disminuido. Una piel bien nutrida es más elástica y elimina posibles escamas. Resulta conveniente utilizar geles y emolientes que mantengan la piel bien preparada de cara al invierno, que siempre resulta complicado para las pieles con psoriasis.

2: EXPOSICIÓN SOLAR MODERADA

Pese a que contribuye a su mejoría, el sol también se puede convertir en un factor perjudicial para las pieles con psoriasis. Los dermatólogos recomiendan tomar el sol de forma moderada: iniciar la exposición con tiempos cortos y aumentarlos poco a poco. Los expertos en dermatología consideran que este es un tipo de exposición terapéutica, pero el paciente tiene riesgo de sufrir quemaduras solares que pueden llegar a generar brotes muy graves de la enfermedad. Insisten en que los pacientes deben hacer uso constante de fotoprotectores adecuados a su tipo de piel. Pueden hacer uso de cremas o lociones  para pieles atópicas, sensibles, o secas específicas que no provoquen escozor ni empeoren las placas en el caso que existan.

3: FÁRMACOS FOTOSENSIBILIZANTES

Los pacientes con psoriasis deben extremar la precaución a la hora de tomar determinados medicamentos que aumentan la sensibilidad a la luz solar. Una indicación que extienden al resto de personas que padecen otro tipo de patologías e ingieren fármacos.

4: ALERGIAS PRIMAVERALES

Los dermatólogos aconsejan que los pacientes con psoriasis propensos a padecer algún tipo de alergia primaveral tomen antihistamínicos, ya que estas alteraciones provocan mayor irritación en la piel, y el rascado excesivo provoca mayores placas de psoriasis.

5: EVITAR PICADURAS DE INSECTOS

Los especialistas en dermatología aconsejan el uso constante de repelente de insectos e incluso hacer uso de pantalón y manga larga en zonas donde broten estos  parásitos. Sus picaduras o arañazos genera mayor irritación en las pieles con psoriasis.

6: BAÑOS EN EL MAR Y PISCINAS

El agua del mar, por su contenido en sal es muy beneficiosa para las pieles que padecen psoriasis. Si existen escamas, este tipo de agua contribuye a hidratarlas y ablandarlas. El agua de la piscina es diferente. Los dermatólogos instan a prestar atención a la cantidad de cloro de las piscinas, ya que este líquido puede causar irritación y resecar en exceso la dermis.