Menopausia, síntomas y tratamientos

La menopausia supone una etapa diferente y una nueva era en la vida de las mujeres. Saber qué es, cómo identificarla y cómo tratarla es clave para hacer su transición mucho más satisfactoria.

La menopausia es una etapa de cambios hormonales más en la vida de la mujer, donde los ovarios dejan de producir  los estrógenos, la testosterona y la progesterona, y con ello deja de producirse la menstruación, el fin de su periodo fértil y comienzo de la fase que denominamos climaterio, que es una transición entre el periodo fértil y la madurez.

El descenso hormonal es un proceso natural y suele ser paulatino, que empieza a manifestarse mediante algunos síntomas, varios años antes de su aparición:

  • Cambios en sus ciclos menstruales
  • Sofocos
  • Alteraciones en el sueño
  • Cambio de humor o alteraciones emocionales
  • Aumento de peso o cambios en la distribución de la grasa a nivel corporal

tratamiento-menopausia-valencia

Con nuestras pacientes hablamos de menopausia cuando ha transcurrido un año desde la última regla y sin haber tenido ningún sangrado menstrual. La menopausia es una etapa natural de la vida que alcanzan todas las mujeres que llegan a su madurez y no debemos tratarlo como una enfermedad ni debemos permitir que se convierta en un estigma en la calidad de vida.

Conocer y detectar cuáles son sus principales síntomas, ayuda considerablemente a reducir sus consecuencias, así como, el impacto que tiene en la calidad de vida y rutina diaria de las pacientes.

Recomendamos a todas las mujeres que una vez comiencen a sufrir cualquiera de estos síntomas acudan a consulta para un examen más exhaustivo de su evolución hormonal, tras el cual determinaremos si es necesario comenzar con el tratamiento que reducirá dichos síntomas y provocará que su calidad de vida vuelva a ser la que era.

Nuestras pacientes no tienen que vivir la menopausia como un trauma. Si bien es cierto que los síntomas son variados, también es cierto que no afectan a todas las mujeres por igual y que se pueden prevenir, suavizar o eliminar. La clave está en desarrollar un tratamiento personalizado para cada paciente según los síntomas que presente, la fase en la que se encuentre y su edad.

SÍNTOMAS DE LA MENOPAUSIA

Los principales síntomas que ocasionan una reducción considerable en la calidad de vida son:

  • Cambios en la menstruación: Es uno de los primeros síntomas en manifestarse. Las variaciones pueden oscilar entre irregularidad en los periodos, pueden ser más cortos o más largos, o puede variar la cantidad de sangrado, Si notara que sangra más de lo normal, mancha entre periodos, los periodos duran más de una semana, o regresan tras más de un año sin sangrar, le recomendamos que acuda a consulta para una revisión.
  • Calores súbitos, sofocos o sudoración excesiva nocturna. Este síntoma junto con los desarreglos de menstruación son de los primeros en aparecer. Desconocemos la causa exacta de los sofocos ya que se relaciona con muchos otros factores. Uno de ellos, es el desequilibrio hormonal y su relación directa con el hipotálamo, donde entre otras muchas funciones, se regula nuestra temperatura corporal. Muchas mujeres sufren una repentina sensación de calor sobre todo en el tronco, cuello y cabeza. El rostro y cuello se les enrojecen y es posible que aparezcan unas manchas rojas en el pecho, espalda y brazos, seguidas por fuertes sudores y escalofríos. Cuando los ataques de calor se dan por la noche, y son lo suficientemente fuertes como para despertarlas les llamamos sudores nocturnos. La mayoría de estos ataques de calor duran entre 30 segundos y 10 minutos. Hay mujeres que los sufren varias veces al día y otras que sólo unas dos o tres veces a la semana.
  • El descenso hormonal también produce sequedad en nuestra piel y tejidos provocando su deshidratación y acentuando la aparición de flacidez o laxitud cutánea. El descenso de estrógenos afecta directamente a nuestras reservas de colágeno y elastina, cimientos de nuestros tejidos, su disminución fomenta sequedad vaginal y molestias durante las relaciones sexuales. La deshidratación también aumenta el riesgo de sufrir infecciones vaginales o de orina. Los tejidos de la vejiga también sufren esta deshidratación y aumento de la flacidez, lo que puede provocar pequeñas pérdidas de orina mientras se hace ejercicio, se estornuda o se ríe.
  • El descenso de la libido, es decir, el interés por mantener relaciones sexuales. Si además existen molestias debido a la anteriormente mencionada sequedad vaginal, se incrementa la animadversión por el contacto sexual.
  • Dificultad para conciliar el sueño, o reducción de la calidad del sueño y no sólo a causa de los sudores nocturnos. Las alteraciones hormonales que suceden con la llegada de la menopausia, provocan cambios en los ritmos biológicos de la mujer y, consecuentemente, la calidad del sueño puede verse alterada. El desequilibrio hormonal afecta sobre el estado emocional de nuestras pacientes y puede manifestarse en forma de ansiedad, depresión, labilidad o miedos. Sentimientos que pueden contribuir a reducir la calidad del sueño y, consecuentemente, repercutir en la calidad de vida.
  • El descenso hormonal también está relacionado con los cambios físicos de nuestro cuerpo, la grasa comienza a almacenarse en zonas donde antes no lo hacía, se puede perder masa muscular, la piel se vuelve más fina y se puede aumentar de peso sino se adapta la dieta a la nueva etapa fisiológica que se está viviendo.
  • En esta época es habitual que nuestras pacientes sufran alteraciones emocionales y cambios bruscos de humor. Que se incremente la irritabilidad, así como que se sufran episodios de ansiedad, tristeza o depresión.
  • Dispersión mental y dificultad para rendir en el trabajo o concentrarse
  • Pérdida de energía generalizada
  • Pérdida de densidad capilar, afinamiento del cabello o caída inusual
  • Molestias y dolores de cabeza así como palpitaciones del corazón.

Todos estos síntomas que reducen la calidad de vida de nuestras pacientes, mejoran considerablemente con el tratamiento hormonal o terapia hormonal sustitutiva.

CONSULTA LOS TRATAMIENTOS DE MEDICINA PREDICTIVA FEMENINA

En caso de necesitar más información, por favor no dude en llamarnos al 960 619 002

Call Now Button