RINOMODELACIÓN: REMODELA TU NARIZ SIN CIRUGÍA

La rinomodelación posibilita remodelar y redefinir la nariz sin tener que pasar por quirófano. Es un tratamiento orientado a mejorar, a realizar pequeños retoques de agrandamiento, nunca de disminución, y tampoco permite un cambio global de la estructura de la nariz. Los efectos que se buscan lograr con la  son por tanto, conseguir la simetría de la nariz, elevar la punta nasal, disminuir la jibia y   lograr perfilar y modelar esta facción. El grado de satisfacción y recuperación tras la realización de este tratamiento es bastante elevado. Su principal ventaja es que no existe riesgo post operatorio en comparación con otros procedimientos quirúrgicos invasivos, que buscan efectos parecidos.

¿ En qué consiste el tratamiento de Rinomodelación?

INFILTRACIÓN DE RELLENOS DÉRMICOS

El tratamiento es ambulatorio ( anestesia local), y se realiza en la propia consulta del dermatólogo estético. Se introducen pequeñas microinyecciones de ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica según el área que se quiera modificar. Estas sustancias se suelen emplear para eliminar el valle existente entre el prominente caballete de la nariz del paciente y la frente. La utilización de estos productos en tratamientos de belleza tiene múltiples ventajas. Es una forma poco invasiva , rápida, sencilla y segura de entregarle al cuerpo una sustancia que se pierde con el tiempo.  Este procedimiento se lo realizan  tanto hombres como mujeres, y se hace generalmente  entre los 30 y 60 años.
Las principales ventajas del ácido hialurónico son los efectos son inmediatos y visibles, además, es una sustancia que no provoca rechazo en el cuerpo. El tratamiento es totalmente  indoloro y tiene una duración de 15 a 30  minutos por sesión. No tiene reacciones adversas más allá de una ligera inflamación transitoria que no dura más de 24 horas, y el paciente puede volver de inmediato a su rutina diaria.

TOXINA BOTULÍNICA

En casos en los que se busca  relajar los músculos que deprimen la nariz, se inyecta toxina botulínica del tipo A. Una técnica también muy sencilla, y prácticamente indolora, que se realiza en una sola sesión y sin anestesia.

 

RESULTADOS

Los resultados se aprecian a los 3 o 4 días y duran de 4 a 6 meses. En ambos tratamientos se puede apreciarse una ligera inflamación transitoria que no dura más de 24 horas. Los efectos tienen una duración de  entre 18 y 24 meses.