)

¿Por qué tengo manchas en la piel?

Entendemos las manchas de la piel como toda aquella alteración pigmentaria en nuestro cuerpo o rostro, ya sean manchas rojas, manchas marrones o manchas blancas en la cara. Este tipo de pigmentaciones no tiene relieve y tienen causas muy diversas, como la exposición solar, alteraciones hormonales, predisposición genética o la edad. Su origen y sus características nos ayudarán a escoger el mejor tratamiento para las manchas de la cara.

En cuanto a las causas de las manchas, la exposición solar y el factor hormonal son las más predominantes, por ejemplo, cuando nos exponemos al sol de forma excesiva y sin fotoprotección, dando lugar a una alteración de la melanina, o cuando se dan en nuestro cuerpo cambios hormonales derivados de la toma de anticonceptivos o por un embarazo, ya que son factores que pueden fotosensibilizar la piel o incrementar su vulnerabilidad a la exposición solar. También el fototipo afecta (las manchas en la cara aparecen más en pieles oscuras) o el propio envejecimiento de la piel por la disminución del número de melanocitos.

Hay tantos tipos de manchas como tratamientos, por lo que las técnicas que pueden ir bien para unas pueden estar totalmente contraindicadas para otras. Es imprescindible, por tanto, un diagnóstico certero por parte del dermatólogo para elegir el mejor tratamiento o combinación de tratamientos y, por supuesto, determinar si las manchas tienen un carácter estético o esconden alguna patología médica detrás.

NUESTROS TRATAMIENTOS

manchas_02

Tratamiento de las manchas en la piel

A la hora de escoger uno u otro tratamiento para las manchas deberemos prestar atención a sus causas, su forma y su color. Para ello, en IMR nos ayudamos de Adonia, la última tecnología de análisis facial. A través de su escáner obtenemos un informe que nos ayuda a visualizar las pigmentaciones existentes a nivel profundo, y que son imposibles de ver a simple vista, para ser capaces de prevenir o retrasar su aparición con un tratamiento específico.

Una vez realizada la valoración, personalizamos el tratamiento en función de las características de las manchas. ¿Qué tratamientos para las manchas ofrecemos en IMR? En Instituto Médico Ricart hemos desarrollado un protocolo despigmentante único que se basa en la aplicación de una fórmula magistral a nivel tópico combinada con tratamientos médicos tales como peelings, mesoterapias blanqueantes, mascarillas y láseres como el IPL o el Q-Switched. En cualquier caso, la experiencia del médico y la valoración previa realizada serán clave a la hora de personalizar el tratamiento de las manchas de la cara y conseguir resultados exitosos.

¿Cuáles son los principales tipos de manchas?

El tratamiento de las manchas en la piel debe responder al tipo de pigmentación con el que nos encontremos. Si atendemos a su clasificación según el color, nos encontramos los siguientes tipos de manchas:

    • Lunares y pecas: aunque son las manchas de la piel más comunes, no son peligrosas siempre y cuando no presenten cambios en su forma, color o tamaño. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y suelen aumentar en número con el paso del tiempo.
    • Léntigos: se trata de manchas planas y de pequeño tamaño cuyo origen reside en la exposición solar excesiva. Suelen aparecer en personas mayores que han tomado el sol de forma crónica principalmente en el rostro, el escote y el dorso de las manos. Son una de las manchas de la cara más comunes.
    • Queratosis seborreica: este tipo de manchas de la piel son muy parecidas a los léntigos, aunque suelen tener relieve y un tamaño mayor. Aparecen como consecuencia del envejecimiento y están muy localizadas en el pecho y en la espalda.
    • Queratosis actínica: son pequeñas lesiones de aspecto áspero y escamoso que aparecen en personas de edad avanzada que se han expuesto al sol de forma crónica. Es típico verlas en el cuero cabelludo, la sien o la nariz. Este tipo de manchas en la cara sí debe vigilarse, ya que en muchas ocasiones puede derivar en un carcinoma epidermoide.
    • Melasma: este tipo de mancha tiene un fuerte componente hormonal, por lo que suele aparecer en mujeres en edad fértil o embarazadas. Se activa con la exposición solar y afecta principalmente a la zona del labio superior, las mejillas y la frente en forma de máculas marrones, una especie de sombreado difuso.
    • Hiperpigmentación post inflamatoria: son el tipo de manchas de la piel que aparecer como consecuencia de una lesión (acné, quemaduras, golpes…). Permanecen en la piel en forma de mancha oscura y suelen permanecer en el tiempo, sobre todo si se exponen al sol.
    • Carcinoma: el carcinoma de células basales es el tipo más común de cáncer de piel. Suele aparecer en una zona muy concreta de la cara, la cabeza o el cuello y tienen un crecimiento lento, pero constante. De no tratarse, el cáncer de células basales puede extenderse hacia las áreas cercanas e invadir el hueso u otros tejidos, por ello, es muy importante acudir al dermatólogo ante cualquier cambio que notes en tu piel. La técnica más exitosa para hacer frente al carcinoma es la Cirugía de Mohs.
    • Melanoma: es un tumor maligno que aparece como consecuencia de una transformación maligna de los melanocitos, las células que producen el pigmento de la piel. Puede desarrollarse sobre un lunar previo o sobre la piel sana. Suelen ser muy oscuros y para diagnosticarlos es necesario estudiar la lesión al microscopio.
  • Algunos tipos de piel son más sensibles y dados a experimentar manchas rojas como consecuencia de la dilatación en sus capilares sanguíneos, lo que origina un proceso inflamatorio que provoca la aparición de manchas rojas en la piel, picor e incluso sensación de ardor. En estos casos los síntomas son temporales y suelen darse por una situación puntual como cambios bruscos de temperatura o reacción a alguna sustancia.

    Otro tipo de manchas rojas en la piel serían las provocadas por alguna patología como por ejemplo la rosácea o la dermatitis atópica.

  • Hay diferentes tipos de manchas blancas en la piel, desde las provocadas por una infección por hongos, o una deshidratación, hasta la hipomelanosis o una patología como el vitíligo.

    En el caso de las manchas blancas en la piel provocadas por una hipomelanosis, son consecuencia del fotoenvejecimiento. Con el paso del tiempo, los melanocitos se degradan y pierden su capacidad de generar melanina. Como consecuencia, a piel pierde su pigmentación y aparecen las manchas blancas.

    También es muy común que aparezcan pequeñas manchas blancas en la piel como consecuencia de una alta deshidratación. Reciben el nombre de pitiriasis alba y es un trastorno dermatológico que se caracteriza por generar sequedad, escamas y manchas blancas en la cara.

Solicita información

*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Nuestras Clínicas

Tarifas y financiación

En IMR trabajamos con compañías de seguros. Accede al listado completo de tarifas de dermatología en cada una de nuestras sedes para conocer el precio aproximado de tu tratamiento para eliminar las manchas de tu piel y nuestros sistemas de financiación. Ten en cuenta que el presupuesto puede variar ligeramente tras el diagnóstico presencial del paciente.