botox_sudor_02

¿En qué consiste el tratamiento de la hiperhidrosis con bótox?

La toxina botulínica o bótox para el sudor es actualmente el tratamiento más popular y efectivo para eliminar de forma temporal la hiperhidrosis en axilas, manos, pies o región facial.

Entendemos la hiperhidrosis como el problema de sudoración excesiva que se da sin que haya ningún factor desencadenante, como puede ser la actividad física o el aumento de temperatura. Esto se debe a una alteración del sistema nervioso, el cual envía señales a las glándulas sudoríparas para que generen sudor, más del que realmente necesita para regular la temperatura corporal.

Para darle solución, el bótox para el sudor ha demostrado ser el tratamiento con mejores resultados. A través de la infiltración de esta sustancia en la zona afectada se consiguen bloquear los impulsos nerviosos que regulan la sudoración a través de las glándulas sudoríparas.

Ventajas del tratamiento del sudor con bótox

botox_sudor_03
  • El bótox para la hiperhidrosis tiene una alta efectividad en todos los casos.

  • Los resultados duran alrededor de 6 meses, por lo que en el mejor de los casos puede realizarse solo 1 vez al año, haciéndolo coincidir con la época de mayor sudoración.

  • El tratamiento del sudor con toxina botulínica se realiza en unos 20 minutos y se hace efectivo a los 4 o días.

  • Se realiza con crema anestésica y permite incorporarse a la rutina habitual de inmediato.

¿Sufres de hiperhidrosis axilar?

En el caso de que tu sudoración excesiva esté focalizada en la zona de la axila, existe una alternativa al tratamiento del sudor con bótox: Miradry. Miradry es un dispositivo que utiliza la energía térmica para eliminar un alto porcentaje de glándulas sudoríparas de la axila, reduciendo así la sudoración axilar por completo en el 82% de los pacientes con una solo sesión. Solo un 18% de los pacientes requieren hacer 2 o 3 sesiones para obtener un resultado completo, pero ofrece resultados muy satisfactorios. Pregunta a tu dermatólogo y descubre si Miradry puede ser una buena solución en tu caso.

Preguntas frecuentes

  • Nuestro requiere necesita sudar, por lo que no es posible eliminar la sudoración de forma permanente al 100%. Con el tratamiento de la hiperhidrosis con bótox conseguimos controlar el sudor en la zona tratada de forma temporal. Cuando el efecto del producto haya desaparecido, el paciente volverá a tener su nivel de sudoración habitual.

  • El tratamiento con toxina botulínica garantiza un cese de la sudoración drástico en la forma inyectada, aunque no existen evidencias científicas de sudoración compensatoria por su carácter selectivo y temporal.

  • Los riesgos para el paciente en este tipo de tratamientos son mínimos. Algunos efectos secundarios registrados tras la realización de la técnica han sido picor, inflamación o enrojecimiento, aunque todos ellos tienen carácter temporal o han desaparecido a los pocos días.

  • El tratamiento de la hiperhidrosis con toxina botulínica tiene una duración de entre 4 y 6 meses. Este periodo de tiempo depende en gran medida de dos factores: el primero, por supuesto, de la propia persona y su adaptación al tratamiento; el segundo de si estamos hablando de una primera sesión o el paciente ya se ha realizado el tratamiento en alguna ocasión. La toxina botulínica tiene un efecto más duradero conforme más se aplica.

Nuestro equipo médico

Solicita más información

*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Nuestras Clínicas

Tarifas y financiación

En IMR trabajamos con compañías de seguros. Accede al listado completo de tarifas de dermatología en cada una de nuestras sedes para conocer el precio aproximado del tratamiento de la toxina botulínica para el sudor y nuestros sistemas de financiación. Ten en cuenta que el presupuesto puede variar ligeramente tras el diagnóstico presencial del paciente.