Sonrisa gingival: Qué es y cómo mejorarla

Sonrisa gingival

La sonrisa gingival comprende un aspecto crucial de nuestra expresión facial que, a menudo, pasa desapercibido. Sin embargo, lo cierto es que aquellas personas que presentan sonrisa gingival, es decir; experimentan una exposición excesiva de las encías al sonreír, pueden desarrollar problemas en la confianza en uno mismo, así como en la autoestima. 

En este artículo, desde IMR entraremos en detalle en la sonrisa gingival, explicando qué es, sus posibles causas y cómo se puede mejorar para lograr una sonrisa más armoniosa y segura.

CTA-IMR

¿Qué es la sonrisa gingival?

La sonrisa gingival se refiere a la exposición excesiva de las encías al sonreír. Esta exposición puede deberse a varios factores, y cada caso es único. 

En una sonrisa típica, una parte de las encías puede ser visible, pero cuando esta exposición es excesiva, se considera una sonrisa gingival. Esto puede afectar la estética dental y facial, llegando incluso a que algunas personas pueden sentirse incómodas con la cantidad de encía visible al sonreír.

La causa de la sonrisa gingival varía en función de cada caso, pudiendo estar relacionada con diferentes factores. Algunas de las razones más comunes que atienden al desarrollo de una sonrisa gingival incluyen la posición de los dientes, el desarrollo del maxilar superior, la longitud del labio superior y la actividad de ciertos músculos faciales, como el elevador del labio superior.

Es importante destacar que la sonrisa gingival no siempre es un problema de salud, y muchas personas viven con ella sin ningún inconveniente. Sin embargo, como hemos comentado anteriormente, sí que suele ser una preocupación estética para muchos. 

En esta línea, para aquellos que deseen modificar o corregir la sonrisa gingival, existen diferentes opciones de tratamiento que abarcan desde procedimientos dentales y ortodóncicos, hasta intervenciones quirúrgicas y otros enfoques mediante la medicina estética. Como es evidente, el tratamiento para la sonrisa gingival dependerá de la causa específica que la provoca en cada caso individual. A continuación, profundizamos en las más comunes:

Causas de la sonrisa gingival:

Desde condiciones médicas específicas hasta factores genéticos, cada sonrisa gingival presenta sus propias causas. De esta forma, comprender los diferentes factores que la provocan no sólo es esencial para poder corregir la estética de la sonrisa, sino también afrontar los posibles problemas de salud oral subyacentes. 

Entre las principales causas de la sonrisa gingival, desde IMR destacamos: 

  • Longitud del labio superior: Un labio superior corto puede contribuir a la exposición excesiva de las encías al sonreír, dando lugar al desarrollo de una sonrisa gingival.
  • Posición de los dientes: La posición de los dientes en relación con las encías puede influir en la cantidad de encías visibles, pudiendo ser un margen mayor que lo habitual.
  • Desarrollo maxilar: Problemas en el desarrollo del maxilar superior pueden resultar en una sonrisa gingival.
  • Hiperactividad del músculo elevador del labio superior: Algunas personas tienen un músculo elevador del labio superior más activo, lo que puede llevar a una sonrisa gingival.

Odontología estética para corregir sonrisa gingival

El tratamiento de la sonrisa gingival mediante odontología estética puede involucrar una variedad de enfoques que persiguen el objetivo de mejorar la estética dental y facial. A continuación, nuestros especialistas nos cuentan algunas opciones comunes que los profesionales de la odontología estética consideran al corregir una sonrisa gingival:

Ortodoncia

En casos donde la posición de los dientes contribuye a la sonrisa gingival, se pueden recomendar tratamientos ortodónticos para corregir la alineación dental.

Coronas o carillas dentales

En algunos casos, la colocación de coronas o carillas dentales puede ayudar a mejorar la apariencia de los dientes y reducir la exposición de las encías.

Cirugía gingival

Por otro lado, la cirugía gingival comprende un procedimiento odontológico que se centra en intervenir quirúrgicamente en las envías para corregir problemas estéticos, funcionales o de salud bucal. A la hora de abordar este tipo de tratamiento para la cirugía gingival, podemos distinguir dos opciones:

  • Gingivectomía: En situaciones donde hay un exceso de tejido gingival visible, se puede realizar una gingivectomía para recortar y remodelar las encías.
  • Cirugía de reducción ósea: Para abordar problemas de desarrollo maxilar, se puede realizar una cirugía para reducir o remodelar el hueso maxilar.

Diseño de la sonrisa

Un odontólogo estético puede trabajar en el diseño de la sonrisa, ajustando la forma y el tamaño de los dientes para lograr una apariencia más equilibrada.

  • Rellenos dentales: En algunos casos, se pueden utilizar rellenos dentales para corregir irregularidades en la línea de la sonrisa.

En cualquier caso, cada sonrisa gingival es única, por lo que el enfoque del tratamiento puede variar según el factor subyacente y las necesidades individuales del paciente. De esta manera, es fundamental buscar la orientación de un odontólogo estético experimentado que pueda ofrecer una solución personalizada y coordinar diferentes tratamientos si es necesario.

Tratamiento para sonrisa gingival con bótox (toxina botulínica)

Además, de los tratamientos de odontología estética, la aplicación controlada de toxina botulínica puede ayudar a relajar los músculos faciales, especialmente el elevador del labio superior, reduciendo así la exposición de las encías al sonreír.

De esta manera, con el objetivo de corregir la sonrisa gingival, se aplicarán inyecciones de toxina en los músculos específicos responsables de elevar el labio superior al sonreír. Esto relajará temporalmente estos músculos, limitando la elevación del labio y reduciendo la cantidad de encías visibles. 

Los resultados del tratamiento de sonrisa gingival con toxina botulínica son generalmente visibles en unos pocos días, alcanzando su efecto máximo en aproximadamente una semana. La duración de los resultados puede variar, pero generalmente dura de tres a seis meses. Es posible que se necesiten reajustes para mantener los resultados a largo plazo. 

Además, el profesional puede evaluar la necesidad de aplicar reinyecciones según la evolución individual de cada paciente. Después del procedimiento, se pueden proporcionar pautas sobre cuidados posteriores, como no frotar la zona tratada y mantenerse en posición vertical durante unas horas para evitar la dispersión de la toxina.

Tratamiento para la sonrisa gingival con ácido hialurónico 

Como hemos comentado en otros artículos de nuestro blog, el ácido hialurónico es una sustancia que se utiliza comúnmente en procedimientos estéticos con el objetivo de rellenar arrugas y dar volumen. En el caso de la sonrisa gingival, el ácido hialurónico puede ser utilizado de manera estratégica para mejorar la estética y reducir la exposición excesiva de encías al sonreír. 

De esta forma, el ácido hialurónico se inyecta estratégicamente en áreas específicas para corregir la exposición excesiva de encías. En el caso de la sonrisa gingival, se suele aplicar en el labio superior para mejorar la proporción entre los dientes y las encías.

Los resultados del tratamiento para sonrisa gingival con ácido hialurónico suelen ser visibles de inmediato, brindando una mejora estética en la sonrisa gingival.

Por su parte, los resultados del tratamiento con ácido hialurónico pueden durar varios meses, pero la duración dependerá según la persona y el producto utilizado. En algunos casos, puede ser necesario realizar retoques para mantener los resultados a largo plazo.

Es importante subrayar que este tipo de tratamiento debe ser realizado por profesionales capacitados y experimentados en procedimientos estéticos. Además, es crucial seguir las recomendaciones del profesional para minimizar riesgos y optimizar los resultados. Antes de tomar cualquier decisión, es aconsejable tener una consulta exhaustiva con un especialista en medicina estética.

En definitiva, la sonrisa gingival es un aspecto estético que puede abordarse con éxito mediante diversas opciones de tratamiento. La clave es buscar la orientación de profesionales de la salud dental y de la medicina estética para determinar la causa subyacente y desarrollar un plan de tratamiento adecuado. No sólo se trata de mejorar la apariencia, sino también de restaurar la confianza y la comodidad al sonreír.

En IMR tratamos somos expertos en corregir la sonrisa gingival tanto desde la parte odontológica con nuestro equipo dental, como a través de nuestros tratamientos de medicina estética. De hecho, muchas veces es necesaria la combinación de ambas especialidades y tratamientos para conseguir el mejor resultado. 

Recuerda; cada sonrisa es única, y trabajar con profesionales te permitirá encontrar la solución que mejor se adapte a tus necesidades individuales. En IMR estaremos encantados de ayudarte. Contacta con nosotros.