Regeneración Microbiótica

¿Qué es la Microbiota?

Cuando hablamos de microbiota, nos referimos al conjunto de microorganismos que cohabitan en nuestro cuerpo. Estos microorganismos tienen diversas funciones de defensa (Luchan contra otros patógenos, potencian al sistema inmunológico…), así como de formación de sustancias esenciales para una correcta salud (Neurotransmisores, vitaminas, hormonas, AGCC…)

Las últimas investigaciones nos demuestran como existe microbiota de diferente índole en cada parte de nuestro cuerpo (Microbiota intestinal, dérmica, hepática, oral…). Por tanto, es importante mantener una correcta diversidad microbiana en cada uno de nuestros órganos para poder gozar de buena salud.Cuando estas bacterias se desajustan, se genera la llamada “Disbiosis”. Se trata de un cambio en la composición de nuestros acompañantes, que genera un sobrecrecimiento o déficit de determinadas especies microbianas, haciendo que estas no puedan cumplir sus funciones básicas y generando enfermedad.

regeneracon microbiotica

Factores Implicados en la Disbiosis

Existen diversos factores implicados en la disbiosis como son el estrés, determinadas medicaciones, malos hábitos de alimentación, problemas de sueño, contaminantes ambientales…etc.

Una vez la microbiota ha sufrido algún tipo de alteración es importante que sea regenerada, porque en caso contrario la enfermedad se prolongará y simplemente estaremos tratando el síntoma, pero no el origen del problema.

Para regenerar nuestra microbiota es muy importante aplicar cambios en nuestros hábitos dietéticos, con una alimentación rica en nutrientes positivos para los microorganismos buenos y exenta de aquellos alimentos o nutrientes que puedan dañar a los buenos y hacer que crezcan los malos.

Además, si la persona tiene una disbiosis de larga evolución, es importante asociar la nueva alimentación y hábitos de vida a un tratamiento probiótico específico. Es decir, debemos reimplantar aquellos microorganismos positivos que hemos ido perdiendo para volver a recuperar nuestras funciones orgánicas y también luchar contra la inflamación que están produciendo aquellos que han crecido en exceso y no son positivos.

Para ello, es importante determinar que microorganismos han disminuido y cuales están en exceso, mediante un análisis de microbiota en heces. Posteriormente se elabora un probiótico completamente personalizado y se une a un plan de cambio de hábitos.

De esta manera conseguimos regenerar la población microbiana y mejorar la salud en todos los aspectos.

En caso de necesitar más información, por favor no dude en llamarnos al 960 619 002